Bitcoin y la Geopolítica mundial

Esteban López
Esteban López

En este artículo vamos a hablar de cómo afecta Bitcoin a la Geopolítica mundial ante el posible colapso del dinero Fiat por tanto acumular y acumular deuda y por tanto imprimir e imprimir billetes como si fueran churros y para ello vamos a ver su comportamiento en diferentes países tales como Irán o China, por ejemplo.

El caso de Irán

Irán, siguiendo la corriente de China, prohibió la minería en su país por los apagones eléctricos constantes que el Gobierno iraní achacaba al alto consumo de energía fruto del minado de bitcoin y no se le ocurrió otra cosa que, en mayo, prohibir la minería en Irán, pero, al darse cuenta de su craso error, a los pocos meses, en octubre, levantó dicha prohibición porque se dio cuenta que Bitcoin podría ser una buena manera de salvar las sanciones impuestas por el Gobierno de EEUU por el tema nuclear (el Rial cayó un 60%y la inflación subió más del 40%). Dichas sanciones les impedían el poder hacer transferencias SWIFT al exterior y así, por todos estos motivos, el Gobierno iraní pensó que eso lo podían esquivar y evitar parcialmente si utilizaba bitcoin como medio de pago y por eso decidió cambiar sus políticas con respecto a Bitcoin facilitando su uso y su minado de forma legal.

No obstante, para ello, el Gobierno iraní, como medida de control, legisló que había que registrarse ante ellos especificando cuál sería el monto de la inversión, la creación de empleos, el tipo de minería que se iba a utilizar y cuál iba a ser su plan de negocios, total, un montón de requisitos, lo que unido a un incremento del coste de la energía de más del 300% hizo que los mineros migrasen de Irán a otros países tales como Rusia, Kazajistán, Georgia, Irak o Armenia lo que no impidió que el Gobierno iraní e que siguiera utilizando bitcoin como medio de pago para que el Régimen de los Ayatolas no cayese por falta de financiación y, tanto es así, que hasta se minaba en Irán en la clandestinidad y todo con la vista gorda del Gobierno iraní, para así no perjudicar la producción de bitcoins.

El caso de China

En China ha pasado tres cuartos de lo mismo que en Irán, el Gobierno chino ante su elevado crecimiento de uso incontrolado y ante los cortes de electricidad por el minado de criptomonedas, también decidió prohibir la minería y las operaciones con todo tipo de criptomonedas, entre ellas el Bitcoin, y eso produjo la desaparición del 50% del poder de hash (ver también el artículo ¿Qué es la función hash de bitcoin?) de la red bitcoin lo cual supuso un duro varapalo para la red bitcoin de la que al poco tiempo se recuperó,; todo aquello produjo una gran migración de la minería hacia otros países en donde poder minar sin problemas legales y todo con menores costes energéticos.

En China su Gobierno estaba obsesionado con controlarlo todo y por ello creó normas en las que establecía que todas las actividades relacionadas con criptomonedas eran actividades ilegales que ponían en peligro la seguridad de los activos del pueblo chino, lo cual, como todos sabemos, era una mentira como una casa de payés.

También el Gobierno chino amenazó a los vendedores de Hardware, como Alibabá, por ejemplo, con que si vendían equipos para minería podrían ser considerados como ilegales y podrían ser penalizados por ello y esto hizo que Bitmain, empresa que tiene casi un 30% del marcado de Asics, migrase hacia otros países tales como Indonesia o Malasia, por ejemplo.

No obstante, todos aquellos chinos que querían seguir minando bitcoins podían seguir haciéndolo a través de empresas que aparecieron y que se encargaban de todo, de la compra de hardware, instalación y alojamiento, así como del mantenimiento de dichos equipos instalados en diferentes partes del mundo, es decir, hecha la Ley, hecha la trampa, como se suele decir y todo pagado con bitcoins y sin la necesidad de dejar datos, con lo que se dificulta su localización y penalización.

Todo esto, lejos de debilitar al bitcoin, lo ha hecho mucho más fuerte ya que ha permitido eliminar la alta concentración que había geográficamente localizada en unos pocos puntos y que suponía una debilidad de la red bitcoin para su correcto mantenimiento y existencia sin problemas al aumentarse con ello la descentralización de la red bitcoin y la posibilidad de ataque y censura por parte del gobierno chino.

Conclusiones

No se le pueden poner puertas al campo, así cuando un Gobierno quiere controlar un mercado regulándolo siempre va a ver como emerge un mercado paralelo y sin restricciones que lo sustituya porque bitcoin es una moneda virtual, intangible y portable lo que la hace difícilmente controlable o perseguible de ninguna manera.

Cuando un Estado ataca a bitcoin, por muy fuerte que sea este Estado, en vez de debilitarlo lo que hace, sin querer, es fortalecerlo aún más, tal y como hemos visto en los casos expuestos más arriba de Irán y China.

Así que no lo dudes más y suscríbete a HODLers porque es la mejor forma de estar siempre bien informado sobre todo lo que acontece en el apasionante mundo de las criptomonedas.