Qué es el SHA-256 de Bitcoin

Esteban López
Esteban López

Qué es el SHA-256 de Bitcoin

El SHA-256 de Bitcoin (Secure Hash Algorithm) es una función hash que fue elegida por Satoshi para dotar de una gran seguridad al funcionamiento de la red Bitcoin porque sirve para proteger dicha red mediante una codificación segura de toda la información que se mueve en la misma.

SHA-256 de Bitcoin

Hay muchos sistemas posibles que se pueden utilizar para codificar la información, pero el algoritmo SHA-256 es uno de los mejores y por ese motivo fue el escogido para ser usado en la red bitcoin para asegurar la integridad de la información que se almacena en los bloques de la red Blockchain de bitcoin.

Historia del SHA-256

La función algorítmica SHA-256 fue creada con motivo de las guerras que enfrentaban a muchos países y debido a ellas los gobiernos implicados en las mismas necesitaban tener a su disposición un algoritmo criptográfico que codificara los mensajes y solo fueran inteligibles para unos y no para otros y con este motivo la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos) y el NIST (National Institute of Standards and Technology) se pusieron manos a la obra y crearon este algoritmo criptográfico denominado SHA-256 con el que se aseguraban que los datos informáticos o documentos enviados no pudieran ser modificados por nadie, lo que supuso un gran avance en cuanto a garantizar la integridad y veracidad del contenido de los documentos procesados informáticamente y que están en una red o que son enviados de un lado a otro por el medio que sea (internet, mensajería, pendrive, etc.)

El primer SHA nació a principios de los años noventa y lo llamaron SHA-0, luego en 1995 salió el SHA-1 que era una versión mejorada de su predecesora mucho más resistente y más adelante ya saldría el SHA-2 y sus variantes SHA-224, SHA-256, SHA-384 y el SHA-512, que cada uno era una versión mejorada o algo diferente de sus predecesores.

Características de la función algorítmica SHA-256

Un hash funciona en una sola dirección, esto quiere decir que de cualquier contenido podemos generar su hash (su “Huella Dáctilar Digital”) pero, al revés no se puede hacer, es decir, partiendo de un hash no hay forma de generar el contenido asociado a él, salvo probando al azar hasta dar con el contenido y eso es casi imposible y además resulta que el algoritmo de SHA-256 es uno de los más usados para crear hashes por su gran equilibrio entre seguridad y coste computacional de generación, es por eso que se eligió para ser usado en la red Bitcoin.

Otra característica del algoritmo de hash SHA-256 es que la longitud del hash resultante es siempre igual, no importa lo extenso que sea el contenido que uses para generar el hash: ya sea de una letra o de miles de palabras, el resultado siempre es una cadena de 64 de letras y números (con una codificación de 256 bits, 32 bytes) Por ejemplo, un hash podría ser así este:

Io1in2j3j4pi4jli4ñ5oj5905jf9j94jf9j9wj9ruow8uuw0uq0ñk9ñwm5ñwj

Seguridad del hash SHA-256

En la red Bitcoin, el SHA-256 también se utiliza para la minería ver articulo «¿Qué es la mineria de bitcoin?«), es decir, para crear bitcoins y también para generar direcciones bitcoin gracias al gran nivel de seguridad que ofrece.

En la red Blockchain de bitcoin todos los nodos tienen una copia del hash de 64 caracteres que representa la información que contiene. Una vez esa información está validada por la red y registrada en la cadena de bloques Blockchain, cualquier manipulación de esa información, por ejemplo, una modificación de algún carácter del hash validado, sería detectada y sería descartada inmediatamente.

Para saber más sobre la función SHA-256 recomendamos leer el documento “Criptografía: Función SHA-256” hecho por Javier Domínguez en donde se explica pormenorizadamente y de forma técnica como funciona esta función hash criptográfica SHA-256.

No lo dudes más y suscríbete a HODLers para estar siempre bien informado sobre todo lo que necesitas saber sobre el apasionante mundo de las criptomonedas